True Blood Spain – version 2.0


[3×08] Night on the sun: Momentazos by Laura Budowsky
agosto 9, 2010, 7:01 pm
Filed under: Reviews

Creo que hablo por más de uno cuando aseguro que este ha sido uno de los mejores capítulos de lo que llevamos de temporada. Ha tenido de todo; intriga, rupturas, sexo gay, reconciliaciones, lobos, sangre y un rey escarmentado. Por eso no podíamos pasar sin hacer un “revival” de todos esos momentos que nos han hecho perder el control –yo personalmente deseaba fervientemente una pelea de gatas entre Sookie y Debbie. ¡Gracias Ball!-. Puedes optar por la versión visual o por el vídeo homenaje a 56:02 minutos de placer.

Fue bonito mientras duró

Y en orden cronológico aparecen en el escenario el momento neo-surrealista de Sookie y Bill, en medio de una habitación de hospital, compartiendo sangría y abriendo los ojos ante una situación que ha superado a ambos. Justo cuando creíamos que iban a pasar por el altar, ¡zas!, Sookie emprende un alarde de sensatez y decide partir peras con el señor Compton que lleva mereciendo la patada en el culo desde hace capítulos. Pero lo mejor de todo no es que ahora podamos disfrutar de las danzas de apareamiento entre Eric, Sookie y Alcide, si no como Ball cierra el momento ruptura con una imagen que nos da que pensar si esconde algo más que un mero plano bonito. Que cada uno juzgue como le plazca…

Alucinando con Arlene

Mezclar Farmatín y whisky puede tener unos efectos secundarios de aupa. Y si no que se lo digan a Arlene que la pobre no da pie con bola últimamente, de ahí que se le haya aparecido su querido marido con tendencias asesinas en sueños. ¿Para darle las buenas noches? Ni mucho menos. Ha hecho una confesión digna de los mejores culebrones; el hijo que guarda Arlene en sus entrañas lleva sus genes. Será curioso comprobar como reaccionará Terry cuando se entere de que tendrá que llevar a su hijo a un reformatorio.

Con la maleta a cuestas

He de admitir que puede que sea absurdo introducir este momento completamente mundano en medio de tanta perfección audiovisual. Pero si amigos, estamos frente a otros momentazos de esos que nos hacen desear sexualmente a Sam. Ya lo consiguió con su aparición de “toro bravo” para mandar a Maryann al inframundo y ahora ha vuelto a colgarse una medalla. Por fin la familia Monster desaparece del mapa y pinta que será por un largo tiempo. No más tramas aburridas, ni caras largas, Alan Ball vuelve a brillar.

Franklyn deja huella

Tara colecciona experiencias traumáticas y como no podía ser de otra manera, Franklyn ha aumentado su número de amores fallidos a tres –Sam se cuenta como hombre, no como perro-. En el fondo da un poco de penica, tirada en la cama, teniendo sueños húmedos con Franklyn que no la deja ni ducharse tranquila. Aunque por su cara no parecía molesta en absoluto. En el fondo va a ser que le gustaba que el vampiro le diera caña.

El hombre que susurraba a Headley

Eric se está ganando con merecido esfuerzo el trofeo al más estratega en la casa de los Russell. Primero se apunta el tanto de encolomar a Bill Compton el cartel de traficante de V, luego reniega de Sookie y finalmente traiciona a su rey para reclamar su ansiada venganza. Pero como es un hombre discreto, prefiere hacerlo sin que nadie se entere, susurrando. Aunque no se olvida de la rubia que le ha robado su frío corazoncito.

“No confíes en Bill”

Ya no sabemos que pensar. Parecía que Bill se arrepentía de haber dejado a Sookie como una pasa y ahora Eric le suelta a Sookie, por mediación de su prima, que Bill es más falso que un billete de Monopoly. No entendemos nada pero nos gusta estar en medio de una trama cada vez más interesante. Aunque Sookie parece que lo que diga Eric se la trae floja y hace caso omiso a sus advertencias desde el castillo hortera y pintado de rosa.

Jesús siempre llama dos veces

Ya teníamos ganas de ver a Lafayette en acción. Con ese sex appeal y ese contoneo, es normal que el cuidador de su madre psicótica volviera a por más. Quizás sea por las gachas que le prepara, pero independientemente de sus dotes culinarias, Jesús ha sabido ver por encima de los trapos sucios de nuestro cocinero favorito y se ha lanzado a su brazos, convencido de su verdadero amor. Decía que nada de sexo en la primera cita, pero ir en busca de su suegra loca cuenta como la segunda.

Los trapicheos de Jason

Los calentamientos de Jason, hablando metafóricamente de su entrepierna, le van a costar al hermanísimo de Sookie más de un disgusto. Su última conquista Crystal es el motivo de enfrentarse a una camada de drogadictos y homófobos familiares de la rubita que le ha robado el corazón. No dijo nada, sólo sacó su rifle y dejó las cosas claras. Luego recordó que era policía, pero eso es lo de menos.

Voya zurrarte, perra

Para mi la mejor parte del capítulo, sin duda alguna, ha sido la pelea a puñetazo limpio entre las dos gatitas del momento. Una por ser rubia y la otra por ser más fresca que las gallinas, dejaron sus diferencias a un lado y resolvieron las cosas como dios manda y sin darse tregua.

Dulce venganza

Eric contestaba hace poco en una entrevista que existía un momento “gayer” en los próximos capítulos, pero quien se iba a imaginar que tardaríamos tan poco a ver al sueco rebozándose por el suelo con Talbot. Escena potente en donde las haya, Alex ha demostrado que no hay problema alguno en mostrar sus bonitos atributos ante cualquiera, sea hombre o mujer. Y aunque podría distraernos los músculos del vikingo, su estocada al marido del rey pasará a la historia como el momento en que Eric clamó venganza.

A pelo

Aunque estén muy acostumbrados a hacerlo en la intimidad, Sookie y Bill no escatiman en planos para demostrar su pasión el uno con el otro. La parejita que al principio del episodio se tiraba los platos a la cabeza rebobina y deciden darse una segunda oportunidad. A Bill le sobran, ¿pero Sookie tiene suficiente tiempo como para perderlo con el vampiro teniendo a Alcide y a Eric detrás? Pobre ignorante.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: